Piedra Parada panorámica

Piedra Parada, una de las calderas volcánicas más grandes del mundo

El Area Natural Protegida Piedra Parada es uno de los lugares de la provincia de Chubut que más sorprende a los visitantes. Un tesoro con un inestimable contenido histórico, geológico, arqueológico y paleontológico. Su imponente y característica roca de 210 metros, punto de encuentro de escaladores de todas partes, se alza en medio de un amplio cañadón, a orillas del río Chubut. Conocé en detalle, y mirá las fotos de este fabuloso lugar de Chubut.

Piedra Parada, en Chubut arcoíris.

Piedra Parada y su enorme potencial

Con una imponente formación rocosa de 210 metros de altura, que se alza en medio de un amplio cañadón a orillas del río Chubut, Piedra Parada comienza a mostrar parte de su belleza. En la lejanía, cordones rocosos trazan un aro que enmarca el macizo postrado en medio de la árida estepa patagónica.

Panorámica de PIedra Parada

Piedra Parada tiene un origen que se remonta a 54 millones de años atrás. Es una de las calderas volcánicas más grandes del mundo. A nivel nacional, es uno de los tesoros más preciados en lo que a contenido histórico, geológico, arqueológico e incluso paleontológico se refiere.

También te puede interesar

El laberinto más grande de Sudamérica está en la Patagonia

Orígenes de Piedra Parada: un viaje de 54 millones de años al pasado

Piedra Parada es una caldera de 25 kilómetros de diámetro. Se desarrolló durante el período Paleógeno. Esto ocurrió hace unos 54 millones de años, luego de un particular proceso de actividad volcánica de intraplaca.

Eugenio Aragón, del Centro de Investigaciones Geológicas de la Universidad de La Plata y María Ubaldón del SEGEMAR, expusieron una estimación de cómo se conformó esta maravilla natural que deslumbra a visitantes y observadores virtuales.

Paredón de roca en Piedra Parada.

Aragón y Ubaldón explican que, en Piedra Parada, hubo una mega erupción. Este fenómeno superó los 300 kilómetros cúbicos de magma eyectado en un lapso breve de tiempo. Como consecuencia, en lugar de generarse una montaña prominente, se produjo una depresión subcircular rodeada de una extensa planicie arrasada. En la actualidad, asoma el registro de estos eventos volcánicos producidos durante la vida de la caldera, hasta su enfriamiento total y final.

También te puede interesar

25 películas para recordar la Patagonia desde casa

Los investigadores sostienen que la preservación de este lugar es muy importante. Esto es porque contiene una inasible variedad de rocas que dan cuenta de los procesos históricos que dieron lugar a la génesis y la evolución de grandes volcanes de la historia.

Los primeros pobladores de la zona

En las afueras de lo que fue la boca del volcán, el vidrio volcánico emergió de las profundidades de la tierra y se solidificó al enfriarse. Este material fue utilizado por los primeros pobladores de la zona para hacerles puntas a sus flechas. También para confeccionar raspadores que permitían limpiar la carne de los cueros de animales, que serían utilizados como abrigo para afrontar los intensos fríos.

Para complementar esta amalgama histórica, el sitio cuenta con pinturas rupestres tehuelches. En ellas se observan registros de flores y punteos que remitían al recorrido de los fallecidos. Además, hay ejemplares de restos fósiles de especies prehistóricas invertebradas que habitaron la zona. Una verdadera joya para la historia y la arqueología.

También te puede interesar

12 de los mejores lagos para conocer en la Patagonia

La abundante fauna de Piedra Parada

En los 8 kilómetros que tiene de largo el cañadón, hay aleros y paredones de piedra. Los mismos superan los 150 metros de altura. Por sus características y por su fauna son estudiados por científicos del CONICET.

Águila mora, en Piedra Parada

Entre la vegetación petisa del lugar, conviven y anidan especies autóctonas. Hay bandurritas, cortarramas, palomas cordilleranas, viuditas, yales negros, coluditos cola negra, tucúqueres, entre otros. También hay aves rapaces como el ñanco, las águilas mora, y gavilanes cenicientos. Halcones colorados y, a menudo, incluso el peregrino, completan un majestuoso escenario para la observación y la preservación natural. También son parte infaltable del entorno las chinchillones, mamíferos con un cierto parecido a la chinchilla, que están adaptados al ambiente rocoso.

También te puede interesar

Qué hacer en Trevelin, un paraíso de la Comarca Los Alerces

Un lugar diferente para explorar y disfrutar

Piedra Parada es un atractivo plan para quien elija pasar unos días en un lugar que despierta los sentidos.

Area Natural Protegida en Chubut

Por eso, recorrer el pasado y el presente a través de tesoros sobrevivientes de las grandes transformaciones de la historia, como es el caso de Piedra Parada, es una gran opción para llenarse de nuevos universos.

8 Comments

  1. Una belleza majestuosa e imponente. No creo haber leido cómo y por donde llegar hasta ahí.

    1. Ramón, gracias por comentar. Si, realmente es un lugar espectacular. Respecto a tu consulta, no colocamos en ese artículo cómo llegar porque fue redactado en plena pandemia. Creímos pertinente en ese momento no brindar información que no le sería de utilidad a la gente. No obstante, para llegar a Piedra Parada, desde Esquel hay que ir al poblado de Gualjaina ubicado a 90 km; este sitio es el último punto con servicios en el camino a la zona del área protegida, que está ubicada unos 30 km más al Este. ¡Saludos!

  2. Es un lugar hermoso. Se respira una inmensa paz. Por esa zona transcurre el río Chubut, no hace mención la nota.

    1. Roberto, muchas gracias por comentar. Si, sin duda, es un lugar único de la hermosa provincia de Chubut. Es cierto, el bello río homónimo pasa por allí. Gracias, saludos.

  3. Excelente, muy ilustrativa la nota.

    1. Miguel, muchas gracias por comentar. ¡Saludos!

  4. Linda nota, muy informativa! Gracias Patagonia Andina!

    1. Gracias a vos por comentar, ¡saludos!